ANDALUCÍA, UNA SOLA VOZ

DESTACADAS, Política

Hoy desde nuestra Andalucía observamos en la distancia, pero con la cercanía que nos dan esos miles de andaluces que emigraron allá, la vorágine que se mueve en todos los medios de comunicación sobre la elección del Govern de Cataluña, con la oposición de las fuerzas españolistas reaccionarias; algo que a los andaluces nos tiene que preocupar, pues en un estado de derecho, o al menos eso dicen, la voluntad popular ejercida democráticamente, pese a todos los palos puestos en las ruedas del ejercicio de ese poder, es la que debe regir en cualquier decisión política a tomar. Esa división de poderes que mató, allá por 1985, un vicepresidente de un gobierno ejercido por un partido mal llamado socialista y obrero, “Montesquieu ha muerto”, se obvia cuando el judicial toma decisiones que menoscaban al legislativo, no permitiendo que la opción que los ciudadanos de a pie decidieron con sus votos, sea llevada a cabo.

Es por eso que desde aquí, desde el Sur de la Península Ibérica, desde esta Andalucía tan maltratada, vilipendiada y usada como vivero de votos para alcanzar el poder centralista, queremos manifestar el total apoyo al pueblo de Cataluña, como también al resto de los pueblos de la Península Ibérica, a ese pueblo catalán, digo, que sabio como todos los pueblos decidió, a pesar de todas las trabas, que quería una representación en su Parlament de una opción determinada y que este en el ejercicio de la voluntad popular eligiera a las personas que serían sus gobernantes. Y ese apoyo no debe ser este artículo o los twitter o los mensajes en las redes sociales, debe ser algo más consistente y real, ese apoyo debería ser y desde aquí hago un llamamiento a todos los que se consideran nacionalista andaluces, a todos aquellos que queremos una Andalucía mejor desde la plena libertad y soberanía del pueblo andaluz, a que nos sentemos en una mesa, sea redonda o cuadrada, pero con una sola premisa: lo que el pueblo andaluz reivindica y quiere: fuera la pobreza, fuera el hambre, la explotación y todo aquello que lleva subyugando a Andalucía durante tanto tiempo y que este “gobierno andaluz”, sí lo pongo entre comillas pues solo sirve para conseguir poder en el gobierno central con su apoyo o su silencio, o en todo caso desgatar al otro si el que ocupa ese poder central es el partido opositor, ese “gobierno andaluz”, digo, que se olvida de su pueblo y que lo único que les preocupa son los sillones, butacas o banquetas que puedan ocupar, con sus sueldos asociados, no ha sabido plantear ni presentar a este pueblo andaluz que ya no puede más, que ya está harto de que le conformen con palabrerías vanas y publicidad engañosa, y que necesita una voz y esa voz debe ser única en estos momentos, es por lo que solicito, pido y reclamo que el resultado de esa mesa donde estén representadas todas las opciones y personas que sienten o aman a nuestra querida y desdichada Andalucía, dejando a un lado nombres, siglas y personalismo, que esa voz sea una y que bajo el nombre de Andalucía seamos capaces de ir en las próximas lides electorales juntos, siguiendo el ejemplo que nos han dado nuestros hermanos catalanes y una vez esa voz del pueblo andaluz haya conseguido el objetivo de la plena soberanía y libertad para Andalucía, que cada cual siga el camino que sus proyectos individuales les indique.

Para terminar, pido que la voz para Andalucía sea en estos momentos políticos, UNA SOLA VOZ, dejando a un lado intereses o discrepancias personales o ideológicas. Una voz que junto con las voces de otros pueblos de la Iberia de la que hablaba nuestro Blas Infante seamos capaces de recobrar el deseado bien de la LIBERTAD Y SOBERANÍA.

Salvador García